Inicio / Blog /

Compartir:
Facebook Twitter Linkedin WhatsApp

Publicado: sábado 8 de octubre, 2022

Mr Doodle pasó 2 años pintando su casa con rotuladores y pintura negra

El artista británico Sam Cox, conocido como Mr. Doodle, trabaja en la técnica de los garabatos de graffiti. Solo hay dos colores en su paleta: blanco y negro. Desde niño, Sam soñaba con comprar una casa y pintarla por completo, y finalmente este sueño se hizo realidad. Una mansión de 12 habitaciones en Kent se ha convertido en una versión animada de sí misma. Este proyecto le tomó al artista dos años, ¡pero el resultado supera todas las expectativas!

Sam Cox compró una propiedad en el sureste de Inglaterra por $1,54 millones en 2019 y, con la ayuda de sus amigos cercanos y familiares, la convirtió en un lienzo blanco impecable. Y luego le puso su propio sello. Cada detalle de la casa, tanto exterior como interior, desde el techo hasta el suelo, está cubierto de símbolos y dibujos en blanco y negro. En un video a cámara lenta que publicó hace unos días, se puede ver el proceso de pintar la casa con garabatos. La animación está compuesta por 1.857 fotografías tomadas entre septiembre de 2020 y septiembre de 2022.

El proyecto «The Doodle house»

Después del lanzamiento del video, los seguidores de Mr. Doodle en las redes sociales explotaron.

Partiendo del dormitorio, el artista recorre la casa paso a paso, llenándola de dibujos monocromáticos. No se deja ningún rincón sin tocar. Sábanas, utensilios de cocina, ordenador y ropa están garabateados, no queda ni una sola superficie vacía.

Para este ambicioso proyecto, el artista utilizó 900 litros de pintura blanca, 401 botes de pintura negra en spray, 286 botellas de pintura negra y 2.296 plumillas para bolígrafos. Solo usó cuatro bolígrafos de diferentes tamaños que eran reutilizables y reemplazables.

El artista desde muy joven tuvo predilección por dibujar garabatos. Los muebles y las paredes de la casa de sus padres se convirtieron en el lienzo perfecto para que él pudiera dar rienda suelta a su creatividad. Más tarde creó su propia firma visual, el mundo de los garabatos, que es un símbolo y motivo constantemente recurrente. Sam Cox llama en broma al género en el que trabaja, TOC, «pintura obsesivo-compulsiva».

Te recomendamos leer Diseño de interior con dibujos animados

Te puede interesar


Categorías: Diseño, arte y cultura


Acerca del autor

Javier Fischer

Publicista y nómada digital desde el año 2017. Colaborador con Publipega en temas de viajes, nomadismo y tecnología.

Llega a más personas con un aviso destacado

Aviso destacado
Promociona tu aviso en las primeras posiciones.
$30USD un aviso por 30 días

Publicar aviso destacado

Nómadas Digitales